Biofotones. Todos somos seres de Luz.

science-fiction-751758_1920

Que son los Biofotones.

Los así llamados biofotones, serían según algunos estudios realizados, emisiones de luz realizadas por los seres vivos. En pocas palabras, parece ser que todos los seres vivos emiten fotones, es decir partículas de luz. A esto se lo denominó “Teoría de la Emisión de Biofotones”.

Según algunos estudios realizados al respecto no solo demuestran que emitimos luz, sino también que nuestros órganos se comunican por medio de ella.

No contaré aquí todos los pasos que llevaron a este descubrimiento, pero para resumirlo se puede decir que simplemente a un neurocientífico de pronto le surgió una duda respecto a la forma en que los diversos órganos de nuestro cuerpo se comunicaban entre sí. Esto ocurrió durante unos experimentos con pacientes, con fines de comprender mejor como viajaban las señales o impulsos eléctricos enviados por el sistema nervios a través de todo el cuerpo. Los datos hablaban de una velocidad de propagación de estos impulsos, que oscila entre los 5 y los 120 m/s, y en el ser humano podemos considerar que, por término medio, la velocidad de conducción del impulso nervioso, en las neuronas que contactan con las células musculares, es de unos 60 m/s.

Sin embargo este neurocientífico se sorprendió mucho la ver una anomalía en momentos, por ejemplo, de transmisión de un dolor intenso, en los cuales estos impulsos parecían viajar en forma instantánea llegando a los órganos circundantes al que estaba emitiendo la señal de dolor. El caso es que los órganos no siempre están conectados unos con otros directamente, ni tampoco lo están con músculos o zonas alejadas, como podría ser el hígado con los pulmones o con una pierna, sin embargo la señal de dolor parecía llegar de forma inmediata.

Era evidente que el cuerpo estaba usando otro medio de comunicación para estas señales. Lo que primero fue solo una hipótesis, luego se comprobó, y era que este sistema paralelo de transmisión de información que usaba el cuerpo era por medio de la luz, es decir por medio de lo que luego se conocería como “Biofotones”.

Somos Baterías vivientes.

Nuestros cuerpos son capaces de captar energía lumínica y almacenarla o alimentarse de ella, tanto de la luz solar como de su reflejo en la luna.

Las ondas o frecuencias de luz son captadas, registradas y almacenadas en nuestro ADN. Es así que entonces somos tanto receptores como transmisores de energía luminosa.

Respecto al ADN, la cosa no termina solo en que es capaz de funcionar como un emisor – receptor- almacenador de esta energía lumínica, sino que además es capaz de usar de algún modo esa luz para acceder a otras dimensiones y distorcionarlas o dejar su huella en ellas.

Respecto a esto se ha hecho un interesante experimento en el cual se disparaban algunos fotones (partículas de luz) en un tubo herméticamente cerrado y se miraba dentro con equipos especiales.  Estos fotones rebotaban por el interior de este tubo como lo haría cualquier rayo o haz de luz. Luego se tomaba una porción de ADN y se lo introducía en el tubo herméticamente cerrado. A su vez se disparaba otra vez en el tubo una serie de fotones, pero ahora estos no rebotaban, sino que se adherían al ADN y se configuraban para acoplarse perfectamente y tomar la forma misma del ADN, pero en una versión luminosa.

Después de un pequeño lapso de tiempo, se sacaba el ADN y se volvía a ver dentro del tubo. Lo que allí se descubrió fue asombroso. ¡¡¡ Los fotones  o partículas de luz continuaban manteniendo la forma exacta de la molécula de ADN !!!, aún cuando esta ya no estaba, como si la luz se ordenase de forma coherente, tuviese memoria o hubiese sido de algún modo programada por el ADN para conservar la forma de este.

aura-884270_1280

Somos seres de luz.

Se ha comprobado también, en pruebas de laboratorio con sanadores, chamanes o con personas en oración, que la intención curativa, la cual por ejemplo se puede dirigir hacia las manos, genera chorros de luz que salen de los dedos del sanador. Estos chorros son ondas de luz organizada o coherente, y que como dije es algo que ha sido comprobado.

Quién no ha oído decir que tal o cual persona tiene manos “verdes”, es decir que esas personas parecen tener un don especial y que cuando tocan o cultivan alguna planta esta crece más y mejor, incluso en lugares y condiciones que por lo general no son tan favorables y que en manos de otras personas, estas mismas plantas se enferman, secan o mueren. Pues en estas personas también actúa el poder de emitir esta “Luz de Vida” desde sus manos o con su sola intención.

No por nada cuando vemos a una persona con un nivel de energía elevado, con buena salud y vitalidad le decimos “estás radiante”, o bien decimos que es brillante, o que tiene un brillo distinto. En el otro extremo, cuando alguien está con apariencia de enfermo, triste, desanimado, etc, solemos decir que está apagado, o decimos de una persona malvada que es una “persona oscura”.

Más allá de que seguramente estemos plasmando de forma inconsciente, algo que en verdad percibimos con otros sentidos (los ojos espirituales), si es verdad que la emisión de fotones (o Biofotones) aumenta o disminuye según la salud del organismo tanto de humanos como de otros seres vivos.

Un claro ejemplo del uso del conocimiento sobre esta luz viva, con fines curativos es el fenómeno de la visión del “Aura”, y ya más cerca del lado de la ciencia contamos con la famosa cámara Kirlian, métodos estos que al menos nos ayudan a ver este resplandor superficialmente, y así poder usarlo con fines curativos o de evolución espiritual.

Que es la Superradiancia.

Es un fenómeno por el cual toda la luz irradiada por un ser vivo (biofotones) son altamente coherentes.

Luz generada por una bombilla eléctrica: es del orden de 1 vatio x cm2. La intensidad de la luz solar es de alrededor de los 6.000 vatios x cm2.

Si se lograra obtener la coherencia de los fotones de la bombilla eléctrica, su intensidad sería miles o millones de veces más potente que la superficie del sol.

Con esto solo quiero destacar que si un ser humano, por medio de su evolución mental, física y espiritual, logra dar coherencia a esa luz interior que poseemos, al final será capaz de convertirse en un verdadero “Ser de Luz”, y llegar a resplandecer o brillar realmente. Esto es algo que ya los alquimistas conocían desde la antigüedad. Ellos decían que el ser humano, o mejor dicho su cuerpo, era opaco debido a las “impurezas” que tenía, pero que si lograba depurar esos elementos enturbiantes de la materia, entonces podría mostrarse como realmente es, como debería ser el ser humano evolucionado, es decir un ser con un cuerpo transparente y resplandeciente.

angelic-454477_1920

Melammu.

Melammu significa literalmente “Poderoso Resplandeciente”, y el termino hace referencia a ciertos seres que habitaban entre los sumerios, una civilización mesopotámica que aunque no se sabe a ciencia cierta cuando se originó exactamente, sí se estima que entre 6.700 y 5.500 años antes de nuestra era.

Se dice que estos seres (los Melammu) tenían alas y resplandecían con gran fulgor, además de ser inmortales. Lo cual sería de esperar al ser seres de gran evolución y con un cuerpo físico cuya energía era elevadísima y altamente coherente, lo cual de seguro no solo les hacía brillar, sino también les mantenía sanos indefinidamente, además de otras capacidades relacionadas con el acceso a otros poderes o dones.

También como dato interesante, encontramos que “Melam”, otro termino sumerio antiguo, significa “Poder Resplandeciente” haciendo alusión a ese algo, que los hacía brillar con tanta intensidad. Ese poder no es ni más ni menos que el de un ADN evolucionado, con la capacidad de alinear o reorientar todos los átomos de sus cuerpos de forma coherente para ser transparentes, permitiendo a su vez dar paso a los biofotones emitidos por sus cuerpos y así resplandecer.

Brillar es posible.

Los microtúbulos de las células, que crean las estructuras de estas, son conductores de luz, a través de los cuales las señales de onda desordenadas se convierten en fotones altamente coherentes, y luego son enviados al resto del cuerpo.

Otra cosa importante es que los pensamientos son ondas de frecuencias que el cuerpo convierte en luz ordenada (coherente). Es por eso que el pensamiento dirigido (con intención) es como un láser, es decir un haz de ondas coherentes, que no pierden poder con la distancia.

Si te das cuenta, aquí está la clave de todo. Estamos hablando ni más ni menos que de la Biokinesis, y del poder de nuestro pensamiento, de nuestra intención. Así como podemos regenerar nuestro cuerpo, haciendo que las heridas sanen más rápidamente solo con nuestro pensamiento, así como podemos cambiar el color de ojos si nos programamos a ello, y tantas otras cosas que las investigaciones van confirmando.

Tal es el caso de una investigación llevada a cabo hece poco en Rusia, donde descubrieron que realmente el ADN puede ser modificado con el pensamiento, también con la ayuda de ciertos factores emocionales y condiciones externas. En definitiva, estos descubrimientos vienen a hechar por tierra esas creencias cerradas y dogmáticas de la ciencia, en las que se afirmaba que el ADN y la información contenida en él, era inmodificable, estática y fija como una roca. Algo con lo que nacemos, que heredamos y que viene a decirnos quienes somos de forma irrefutable, para bien o para mal.

Pero ahora sabemos que eso no es cierto, y no solo entendemos que somos dueños de nuestro destino y de nuestra apariencia o forma, sino también que tal como siempre lo sospechamos, como lo intuimos, somos verdaderos “SERES DE LUZ”.

angel-1099908_1920

3711 Vistas Totales 1 Vistas Diarias
¿Te gusta este Blog? Tómete un segundo para apoyarme en Patreon!

Tagged As: , , , , , , , ,

One Response to “Biofotones. Todos somos seres de Luz.”

  • Enrique I. Sesma on 14 julio, 2016

    para mi no es posible ver aura, eh visto videos sobre como pero todavia no puedo, pero que cosas soy de luz pero no puedo ver la luz de los demas(personas,plantas,animales,objetos) Y_Y

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies