in , ,

Cómo proteger nuestra aura.

Anuncios

 

La clave es el aura.

 

Seguramente muchas veces has sentido una especie de debilidad en cuanto a tu energía psíquica, un estado de incomodidad o agotamiento, incluso de embotamiento mental, y te has preguntado qué podría ser aquello que te estaba ocurriendo.

Pues bien, una de las posibilidades es aquella de la que te voy a hablar a continuación, y que tiene que ver con un fenómeno espiritual más común delo que parece a simple vista.

Dicho fenómeno se llama “Brecha Psíquica”, lo cual es equivalente a decir que es una abertura o punto débil que ocurre en nuestro campo áurico, y que puede conducirnos a enfermar, enloquecer o incluso en casos extremos a morir por un decaimiento grande de la energía vital.

En este artículo te explicaré a qué se debe esto, es decir por qué pasa, qué o quienes pueden producirlo y cómo defenderse de ello.

 

Qué es el aura en realidad.

 

Seguramente muchos de ustedes sabrán qué es el aura, es decir esa especie de luz o energía que rodea a todos los seres vivos.

Lo que posiblemente no sepas es que esta es el producto de una irradiación o mezcla de irradiaciones, provenientes de nuestro cuerpo físico y sus procesos energéticos, de nuestro cuerpo vital, nuestra mente y nuestro espíritu.

Cuanta más energía tengamos, mayor irradiación tendrá nuestra aura.

Anuncios

Pero a su vez cuanto más purificados estén nuestros cuerpos sutiles, más sanos nuestros pensamientos y mejor nuestra salud, más móvil y vital, más vívida será nuestra aura.

Por todo lo dicho, podemos comprender que nuestro campo áurico es el reflejo de nuestra salud y nuestra espiritualidad.

 

Qué es una brecha áurica o brecha psíquica.

 

Si entendemos que nuestra aura es como un huevo o cáscara, una capa o atmósfera que recubre nuestro cuerpo, entenderemos también que está cerrada o sellada a modo de protección energética alrededor de nosotros.

Cuando por alguna razón esta crisálida o cobertura se agrieta, se rasga o se abre en algún punto, esto nos deja indefensos al menos en esa área, y susceptibles al ataque o parasitaciones energéticas, así como simplemente en un estado de pérdida de vitalidad.

Dicho de otro modo, eso “agujeros” en nuestra aura, pueden permitir el paso de energía malignas o negativas a nuestro campo energético y mental, o bien actúan como una verdadera herida, por la cual nos vamos desangrando, aunque aquí lo que perdemos es energía vital.

Si esto no se soluciona o se cierra, fortaleciendo la zona, y recuperando la energía, podemos llegar a caer en estado mórbidos, tanto mentales como espirituales, así como enfermar gravemente.

 

Qué produce la apertura de estas brechas.

 

Son muchas las causas de que se produzcan estos puntos o debilitamientos en el aura.

Algunas razones pueden ser el ataque de una entidad negativa, el haber trabajado con energías contaminadas u oscuras, malos actos que bajan nuestro estado de ánimo, debilitando el aura y permitiendo dañarla fácilmente, o incluso una energía parasitaria intentando alimentarse de nuestra vitalidad.

 

Cómo podemos defendernos o sanarnos.

 

La mejor forma de defenderse es tener un aura fuerte, lo cual se logra con trabajo espiritual por un lado, y cuidando nuestra salud por otro.

La respiración es también un punto importante.

Si las personas que fuman supieran lo mucho que debilitan su energía vital y por ende su aura al no tener sus pulmones limpios, entenderían por qué muchas veces son presas de sentimientos y situaciones mórbidas, negativas u obsesivas, y lo mucho que debilitan su aura ya que la respiración es la principal fuente de poder físico, mental y espiritual de los seres vivos.

 

Nuestro pensamiento también puede ser un punto de debilitamiento del campo áurico, por ello es bueno y saludable ejercitar el pensar con claridad, mantenernos lejos del odio y de todo lo que nos inspire pensamientos o sentimientos negativos, sobre todo la frustración y la depresión, que son las principales causas del adelgazamiento de la capa que conforma el aura.

Por último tenemos que aprender a protegernos psíquicamente de ataques, ya sea de entidades o personas.

 

Qué pasa una vez hemos solucionado este debilitamiento o brecha.

 

Una vez que nuestra aura recobra su fortaleza, también nuestra salud, mente y espíritu sanan.

Incluso si has llegado a un punto grave en el cual hayas perdido demasiada vitalidad y energía, es posible recuperarse completamente, ya que una vez “sellada” tu aura, acumularás energía y vitalidad como siempre.

Recuerda que el aura es la respiración de nuestro espíritu.

Escuela  Psicoquinesis

Suscríbete y recibe las últimas noticias, y actualizaciones.

Entérate antes que nadie de las novedades de esta escuela kinética. Recibe material de apoyo para tus estudios y prácticas.

Anuncios

What do you think?

Written by Psicoquinesis

Claves para Canalizar correctamente.

Telekinesis incial paso a paso.