Saltar al contenido

Creación de Formas o Seres Mentales

25 octubre, 2020

La mayoría de las personas que transitan por los caminos de lo espiritual o lo místico, saben de la existencia de los llamados cuerpos astrales, o dobles etéreos. Sin embargo menos sabida es la existencia de los llamados cuerpos mentales, o cuerpos de pensamiento, y de los cuales hablaré en este artículo.

Qué son los cuerpos mentales o de pensamientos.

Estos llamados cuerpos mentales o de pensamiento, son creaciones logradas por exclusivamente por la mente y la voluntad de una persona con una mente poderosa o con un grado de energía muy concentrado y elevado.

Estos cuerpos pueden ser tanto objetos como seres vivos, que cumplan una función específica o labor, como también puede que solo existan, sin realizar nada en específico.

La diferencia entre que hagan o no hagan algo, está determinada por el grado de conocimiento de su creador, por el grado de energía “intencional” o emocional, o por su desconocimiento total del tema.

Es así que una persona que posee cierto control o práctica del fenómeno, puede crear a voluntad estos seres u objetos, y darles un “propósito” para existir, como podría ser, crear un sitio de realidad alternativa, donde ir a refugiarse, aprender o meditar, crear un ser capaz de defender una zona, buscar información, comunicarse, etc.

También alguien sin conocimiento de esto, puede lograr los mismos resultados, pero estos estarán dados por factores emocionales, que habrán dado un carácter consciente o de existencia a esta energía, sin que por ello su creador sepa como lo hizo, o siquiera que existen estas creaciones.

Luego puede ocurrir que la persona, por su nivel de conciencia, de energía o evolución, pueda crear estos cuerpos mentales, sin darles propósito alguno debido a que desconoce sus capacidades, o bien , ni siquiera sospecha de la posibilidad de estos hechos.

Qué diferencia tienen estas creaciones mentales con los tulpas.

Un tulpa es un ser u objeto, que al igual que la creación mental, se realiza por la voluntad y el poder de una persona dotada de estas capacidades.

Podría decirse que es un tulpa también es una creación mental o de pensamientos, pero la diferencia principal y definitiva, es que el tulpa una vez creado, se manifiesta en el plano físico, y es visible a simple vista, es un ser u objeto existente de forma concreta y tangible.

Además debemos decir que la realización de un tulpa no es algo sencillo, ni que pueda hacer cualquier persona, así porque sí.

Esta habilidad requiere una evolución espiritual, y un grado de avance, tanto en meditación como en autocontrol personal, sobre todo de las emociones, que hacen muy difícil que cualquier persona pueda lograrlo, sin una preparación previa muy específica, y poderosa.

En cambio la creación mental, que no llega a ser un tulpa, es mucho más sencilla de lograr de lo que uno creería. De hecho es tan común que todo el mundo lo hace, incluso si no lo sabe.

Claro que para la mayor parte de la gente, esto no tiene trascendencia, y no le encontraría utilidad aún si supieran que tienen esta habilidad. Pero para una persona que desea adentrarse y desarrollar mejor estas capacidades mentales y espirituales, el poder controlar a voluntad estas creaciones, puede brindarle un poder “Mágico” muy grande.

Así que para dejar en claro este tema, debemos decir entonces que, un tulpa es una creación mental que se manifiesta y puede interactuar en el mundo físico, de forma tangible, y que en cambio una creación mental simple, o creación de pensamiento, existe realmente, pero solo en el plano mental, desde donde puede interactuar con la realidad física, pero de forma más limitada, y generalmente sin ser percibida de forma concreta
en el mundo físico.

Para qué sirve este poder.

Como mencioné más arriba, las creaciones mentales, sobre todo si se realizan de forma voluntaria y consciente, nos permiten crear lugares “virtuales” o mentales, con objetos, que pueden ir desde paisajes, muebles, libros, y todo, pero todo lo que se te ocurra.

También se puede obtener la creación de seres o presencias capaces de actuar en nuestro favor, protegiendo un lugar o a una persona, recabando información para nosotros, llevando mensajes, buscando objetos o cosas, e incluso podemos hacer que se comuniquen con nosotros, para responder preguntas, dialogar o aconsejar también.

Incluso podemos “replicar” seres históricos, famosos, científicos, etc., para poder hablar con ellos, y créeme que la experiencia es muy interesante y “real”.

Pero esto es real o no lo es.

La verdad es que no hay que subestimar estas creaciones, pensando que solo son imaginación y ya, pues en el universo nada hay que sea del todo irreal. Por eso como dirían los antiguos sabios: “Somos hijos de nuestros pensamientos y de nuestras creaciones mentales”.

Por ello debemos comprender que todo lo que pensamos entra al plano de la existencia, y nos creamos con ello una atmósfera, una energía que nos envuelve y que nos influye.

Tanto es así de real este tipo de manifestaciones, que pueden ser vistas e interactuar con otras personas, a condición de que estas sean sensibles al mundo mental, como podría ser el caso de un psíquico o un clarividente, e incluso una persona común, pero con cierta sensibilidad espiritual.

El experimento con un clarividente.

Cierta vez, un clarividente participó de un experimento, en el cual se le pedía proyectarse mentalmente a una casa, la cual era desconocida para él, pero que estaba acordada para dicho experimento.

Cuando se hubo proyectado, se le pidió que describiera a la persona que veía allí. El clarividente, comenzó a dar una descripción con lujo de detalles, sobre la persona que allí vivía. Describió su pelo, sus ojos, su color de piel, su vestimenta, su carácter, rasgos faciales, y demás cosas.

Una vez que hubo concluido su descripción, y el psíquico salió de su estado de proyección o visión remota, se le dijo que la descripción dada por él era totalmente errónea, y que no había acertado a ningún rasgo o característica de la persona que allí vivía.

Para demostrarle que en verdad esto era así, lo llevaron a la casa de la persona objeto de la videncia a distancia, para que el psíquico pudiera verlo en persona y así comprender cuan equivocado estaba.

Al estar en la casa de dicha persona, objeto del experimento, se le presentó al psíquico y se le comentó todo lo ocurrido, y los detalles dados por el vidente.

Sorprendido, el dueño de la casa confesó a los investigadores, que todos los datos y características dadas por el vidente, eran la descripción exacta de un personaje que él había creado, para una novela que estaba escribiendo, el cual era el protagonista de dicha historia, y que al cual el psíquico había descrito hasta en sus más mínimos detalles.

Como se puede apreciar en esta historia, el personaje creado por este escritor, era real y tangible, existía y era un ser que vivía en aquella casa junto a su creador, sin que ello supiera o tuviera consciencia de ello.

Todo existe.

Por eso, como reflexión final me gustaría resaltar el hecho de que todo lo que pensamos, sea bueno o malo, comienza a existir en el mismo momento en que lo generamos. Y es allí donde comienzan, hasta cierto punto, a vivir en el mundo físico, de una forma que puede ser tangible para algunas personas.

Quizá en el fondo, estas creaciones mentales, estos seres, lugares y cosas que creamos, y que luego nos van acompañando  a lo largo de la vida, no sean otra cosa que ese “paraíso” y ese “infierno” al que vamos al final de nuestras vidas, y por eso, tan sabiamente decían los antiguos, que todos terminamos siendo hijos de nuestros pensamientos…

¿Qué piensas de todo esto? ¿Alguna vez tuviste una experiencia en la que pudiste ver algún objeto o ser del plano mental, y que luego alguien te dijera que era algo en lo que estaba pensando o algo que deseaba?

Espero tus comentarios e ideas sobre este tema. Gracias por ser parte de esta comunidad, y si quieres compartir este artículo con tus amigos, o con personas que crees podría servirles, te estaré muy agradecido.

Saludos mis Poderosos Amigos y Amigas, y hasta el próximo post !!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (4)

mmm, eso me recordó algo que me sucede, no se si tenga que ver pero me acorde de ello.
es muy interesante el tema, me quede con los ojotes re grandotes :v y me sentí con ganas de practicar sobre ello.
gracias por la información, saludos :3

Responder

como se pueden crear estos seres?

Responder

Es muy similar a los servidores magicos de la magia del caos

Responder

Esto tiene que ver por lo que leo con la visualizacion activa y Telepatia. Seria interesante que profundizara como generar cierta «Densidad» en el pensamiento. Un gran abrazo.

Responder

Apoye este sitio web agregándonos a la lista blanca en su bloqueador de anuncios. ¡Los anuncios nos ayuda a ofrecerle contenido Premium de forma Gratuita! ¡Gracias!

error: Content is protected !!