Saltar al contenido

El consciente primario y el centro de poder psíquico.

14 abril, 2020

 Anatómicamente hablando, lo que llamamos consciente primario se compone de 10 partes importantes del cerebro, a saber:

 

Primera parte: El centro del poder psíquico. Es la llamada Región del Silencio del cerebro, o frente, y la región de las sienes.

Segunda parte: El centro de registro de las sensaciones. El tálamo.

Tercera parte: El centro de control de los órganos. El hipotálamo.

Cuarta parte: El centro de coordinación de los músculos. El sistema nervioso extrapiramidal.

Quinta parte: Los anclajes cerebrales. Que son la artillería pesada del poder psíquico. Conformada por los nervios ópticos y la retina.

Sexta parte: Los centros de los reflejos de la vista y el oído. Los colículos superior e inferior.

Séptima parte: El centro de la vista primaria y el gran centro visual. Los cuerpos articulados externos y los lóbulos occipitales.

Octava parte: El centro del oído primario. Los cuerpos articulados medios.

Novena parte: La visión del poder psíquico. El globo ocular.

Décima parte: El oído del poder psíquico. Los nervios auditivos y los lóbulos temporales.

 

Descripción de las 10 partes del consciente primario.

Primera parte.

El centro del poder psíquico. También llamada la zona del silencio del cerebro, difiere microscópicamente de las zonas adyacentes del cerebro y posee un poder probado y sorprendente sobre el espíritu y el cuerpo, que el consciente y el subconsciente no posee.

Dado que la corteza cerebral no ha sido convenientemente analizada, el misterioso poder de esta parte del cerebro debe ser el poder psíquico, ya que nadie ha podido probar que fuese otra cosa.

Científicamente ha sido probado que este centro controla el poder de atención, la memoria, la digestión, el corazón y las funciones renales, la respiración, la tensión arterial, las sensaciones de dolor, de temperatura y depresión.

Está relacionado también con muchas de las más importantes zonas de recepción de mensajes sensoriales, tales como la zona somestética, que permite conocer nuestro cuerpo, y las zonas visual y auditiva. En pocas palabras, el centro de poder psíquico es la región más importante del cerebro para desarrollar la personalidad desconocida.

Una vez hayas aprendido a gobernar tu cuerpo gracias a este centro, podrá controlar a voluntad por ejemplo los pulmones, el corazón, el hígado y las funciones renales, también la digestión, la deposiciones, la presión sanguínea, la coordinación de los músculos, tu temperatura y muchas otras cosas más, cómo realizar manifestaciones de poder mental y físico que dejaran a los demás perplejos y confundidos.

A excepción del Gran centro visual situado en el lóbulo temporal, las demás partes del consiente primario no son centros de poder psíquico.

Sin embargo controlan los músculos y diferentes sistemas nerviosos. El centro de poder psíquico es capaz de controlar todo el cuerpo simplemente porque puede gobernar a todas las demás partes del consiente primario.

 

Segunda parte.

El centro de registro de las sensaciones el tálamo es la región del cerebro que siente primero el dolor con los cambios de temperatura y de presión, la posición y los movimientos de las diferentes partes del cuerpo, y el contacto sobre las partes pubescentes o sensaciones de placer, todo eso antes de que el consciente se haya dado cuenta.

A continuación, el consiente reprime y aclimata estas sensaciones antes de dejarle responder a ellas. Por este motivo, gobernando el centro de registro de las sensaciones gracias al poder psíquico, tú puedes controlar las sensaciones de dolor, de temperatura, depresión y placer.

 Puedes, por ejemplo, estar soportando un frío intenso y a pesar de ello sentir tanto calor que incluso transpires. Puedes, a voluntad, demostrar un ardor tan vibrante que despiertes un intenso deseo sexual en otras personas, con tu sola presencia.

Puedes incluso evitar la torpeza y adquirir una sorprendente gracia física desarrollando hasta un alto nivel o grado de sensibilidad, la posición y los movimientos de las diferentes partes de tu cuerpo. Esto también sirve para mejorar la forma de hablar.

Este poder te permite ser más seductor, ser más hábil tocando un instrumento, escribiendo, o haz cualquier otra cosa que requiera el empleo de de las manos, cómo podría ser la cirugía, la odontología, la enfermería, el masaje, los cuidados de belleza y muchas otras cosas más.

Una persona puede sobresalir simplemente usando este poder para aumentar su energía y a través del toque o la presión con sus manos, hecha de forma adecuada influir sobre los demás.

 

Tercera parte.

El centro de control de los órganos en el hipotálamo, es el centro de transmisión de los sistemas nerviosos gran simpático y parasimpático.

Es también el centro de transmisión de las emociones. Aunque estos dos sistemas nerviosos controlan todas las funciones vivas de tu cuerpo, tú puedes igualmente controlarlas, de la misma manera que a tus emociones, y a tu voluntad, una vez que hayas adquirido el control del poder psíquico sobre este centro de control de los órganos.

Entonces, tú podrás, por ejemplo, aumentar o disminuir considerablemente tu apetito a voluntad.

De esta forma, gracias a esto, tú podrás controlar tu peso, a menos que tu peso no cambie por una razón patológica, necesitarías un tratamiento.

Gracias al uso de este potencial puedes regularizar tus funciones intestinales… Rebosar de energía y de una fuerza infatigable.

Por ejemplo los yoguis utilizan este mismo tipo de poder y de control a través del centro de registro de las sensaciones y del centro de control de los órganos, pudiendo así quedar en el llamado estado letárgico durante semanas y sin embargo poder seguir viviendo.


Cuarta parte.

El centro de coordinación de los músculos o sistema nervioso extrapiramidal, controla la coordinación de los músculos. Gracias a él, bajo el control del poder psíquico, tú puedes realizar increíbles proezas de equilibrio casi sin entrenamiento.

También podrías aumentar su potencial muscular sin desarrollar el volumen de tus músculos propiamente dichos, y no irte nunca cansado, adquiriendo así más fácilmente El dominio de cualquier actividad que requiera el uso de los músculos, tal como un deporte para el que tengas cierto talento, sin importar cuál este sea.

Dicho de otro modo podrás adquirir más fácilmente El dominio de actividades musculares o sociales, incluso cosas tales como la danza, el ballet, el juego de bolos, modelaje o simplemente caminar por la calle o un escenario. Incluso conducir un coche o andar en bicicleta.

La coordinación de los músculos te evitará esfuerzos considerables en todas las actividades físicas que realicen y aumentará al mismo tiempo tu potencia muscular y tú eficacia.

 

Quinta parte.

Anclajes cerebrales. (El gran poder psíquico).

Esta habilidad sirve para la proyección del Poder psíquico y para la recepción del mismo desde el exterior de nuestro cuerpo. Este poder consiste principalmente en el uso de los nervios ópticos y la retina.

La retina es una extensión de nuestro cerebro y un verdadero sistema nervioso en sí mismo. No se asemeja a ningún otro órgano de nuestros sentidos. Por medio de las diferentes proyecciones de calor, radiaciones y de onda producida por nuestro poder de anclaje cerebral, podremos emitir y recibir mensajes y órdenes a cualquier distancia.

Gracias a este poder también podremos influir en la salud de personas cercanas o lejanas, tener talento para hacer amistades o incluso controlar a las personas, pero aún más interesante es que nos permitirá ejercer el poder de la psicoquinesis cómo que no es cosa que utilizar el poder psíquico sobre las sustancias inorgánicas.

 

Sexta parte.

Los centros de los reflejos de la vista y del oído, perteneciente a los colículos superior e inferior. La utilización de estos centros economiza en nosotros cada día una gran cantidad de energía. Estos no influyen en las sensaciones sino en los reflejos.

Nos dan entonces una prestancia que se nota en la economía de movimientos, en la gracias y la agilidad, dándonos así movimientos felinos.

Una de las características del uso de estabilidad es que nos permite actuar con el espíritu mientras estamos en acción con nuestro cuerpo, obteniendo así la máxima eficacia. Esto ayuda mucho en la vida social, favoreciendo enormemente el atractivo de nuestro aspecto gracias a la emanación energética y la gracia en los movimientos.

 

Séptima parte.

El centro de la vista primaria y el gran centro visual como qué los cuerpos articulados externos y los lóbulos occipitales.

Despertando el gran centro de la vista primaria poseeremos automáticamente dos importantes centros visuales en vez de uno.

Ninguna otra habilidad puede favorecernos tanto con un poder de visión cómo está habilidad mencionada. Verdaderamente es un poder que muchas personas no han poseído nunca.

Al usarlo tú podrás también leer con mucha mayor rapidez. Si además desarrollas también luego el gran centro visual, aumentarás tu facultad de reconocer, identificar los colores y las formas adquiriendo una visión artística mucho más profunda. Incluso podrás hacer lo mismo cuando estés en movimiento y sobresalir en casi cualquier actividad, y deporte como nunca antes hayas podido hacerlo.

 

Octava parte.

Este es el centro del oído primario, que comprende los cuerpos articulados medios.

Gracias a la Misteriosa electricidad del Caracol del oído que tú posee, y que podrías desarrollar enormemente Mediante los ejercicios correctos cómo podré oído obtenga una súper agudeza auditiva, es decir que podrás oír 16 meses más de lo que ahora puedes hacer,  y tendrás un oído radar parecido al de los murciélagos.

 

Novena parte.

La visión del poder psíquico, comprende el globo ocular. Adquiriendo el poder de acción de la visión del poder psíquico, muchos maestros del poder mental han adquirido el llamado ojo microscópico y el ojo telescópico, el cual les permite ver a través de la materia, o también a largas distancias.

Esto lo logran creando un tubo astral. Tú también puedes lograr esto, gracias al uso del poder de tus ojos, que en conjunción con el poder psíquico, pueden amplificar cualquier imagen e incluso tocar con la energía a las personas, hasta una distancia de 6 metros.

Este poder llevado a fines más prácticos, darte a mejorar tu visión tanto de lejos como de cerca de una forma muy notable.


Décima parte.

El oído de poder psíquico, comprende los nervios auditivos y los lóbulos temporales.

Este centro de poder te permite mejorar considerablemente tu oído, distinguiendo todos los sonidos con una capacidad sorprendente, incluso en medio de numerosos ruidos.

También podrás sentir los sonidos de forma astral o mental incluso antes de haberlos oído de forma física. Podrás multiplicar tus reacciones de forma más eficaz, gracias a la llamada electricidad del Caracol del oído, dirigida a través de tu poder psíquico.

También a través de este centro de poder podrás crear un oído astral para recibir los sonidos desde grandes distancias y para mejorar el oído en proporciones notables, algo a lo que los antiguos llamaban el oído mágico.

Hasta aquí esta información clave sobre los 10 centros de poder psíquico.

Apoye este sitio web agregándonos a la lista blanca en su bloqueador de anuncios. ¡Los anuncios nos ayuda a ofrecerle contenido Premium de forma Gratuita! ¡Gracias!

error: Content is protected !!