La importancia de las emociones en los sueños.

dreams-2533281__340

Todos soñamos.

Todos soñamos por las noches y eso es un hecho real y concreto. Claro seguramente algunos podrán decir que ellos no lo hacen, que no son de los que sueñan, sin embargo esto no es verdad, todos sin excepción soñamos, ya que este es un rasgo evolutivo, pero la diferencia radica en que algunas personas no logran recordar lo que sueñan debido a que sus horarios para dormir, no están sincronizados con sus tiempos de sueño REM, que es cuando uno ve imágenes.

Si deseas saber cómo comenzar a recordar tus sueños o cómo lograr tener sueños lúcidos, te recomiendo visitar mi canal de YouTube y ver mi curso sobre sueños lúcidos y kinesis. Descubrirás todo un mundo respecto a este tema.

Por qué soñamos.

Tal como dije anteriormente, el acto de soñar es un rasgo evolutivo, que compartimos con los animales de todas las especies, y que nos sirve para asimilar lo aprendido durante la vigilia y para el desarrollo neuronal de nuestro cerebro.

No ahondaré en detalles aquí sobre esto, ya que no es el tema de este artículo, pero baste saber que es algo necesario para la vida.

El sueño además de ayudarnos a crecer y aprender, cerebralmente hablando, también nos ayuda a recuperar nuestra energía vital. Lo que nos diferencia de los animales, es que si bien todos soñamos, el ser humano posee una habilidad única, y es la de recordar los sueños, lo cual aunque no lo creas, es una anomalía de la naturaleza.

Esto de recordar lo que soñamos, no debería ocurrir en realidad, ya que por razones de seguridad, ningún animal recuerda lo que sueña. Lo que sucede es que cuando cualquier ser vivo sueña, la experiencia le parece tan vívida, que no diferencia si eso que está sucediendo es real o no.

Entonces la naturaleza ha dotado a los animales, incluido el ser humano, de la capacidad de olvidar lo que sueña.  Piensa en esto por un momento… imagina a un gato que sueña que en la casa de al lado, el perro que allí vive, ha muerto, y que además la casa ha sido invadida por miles de pequeños ratoncitos. Sin dudas el pobre gatito, confiado de que lo que lo que soñó es real, saltará la pared que separa ambas casas, en busca de esos deliciosos ratones, y en cambio solo encontrará la muerte. Pues de eso va la cosa. La naturaleza nos ha dotado de la capacidad de olvidar o borrar el recuerdo de los sueños.

Esto ocurre al momento de despertar, cuando el cerebro por medio de sustancias químicas producidas por él mismo, borra todo recuerdo de lo soñado.

dream-333815_960_720

Una anomalía increíble.

Pero el caso es que en el ser humano, si este despierta antes o después de ese evento de limpieza, es capaz de mantener el recuerdo intacto, ya que por alguna extraña razón, ha logrado burlar ese sistema de protección de la naturaleza.

Esto además se debe a una habilidad única de nuestra especie (la especie humana) como es el hecho de que podamos hablar.

Sí, esa es la verdadera clave en todo esto de recordar. Seguramente si eres alguien observador, y sobre todo si tienes hijos o hermanitos menores (o buena memoria), habrás notado que los niños muy pequeños cuando sueñan o tienen una pesadilla, no logran distinguir si ha sido real o no, y por eso se despiertan a medianoche sobresaltados y asustados. Es allí cuando un adulto generalmente los calma y les explica que todo eso ha sido solo un sueño.

Con el tiempo, ese niño o niña va a prendiendo la diferencia entre lo soñado y lo real. Y es así que gracias al lenguaje, somos capaces de entender y aprender esa diferencia que nos ayuda no solo a saber en qué mundo vivimos, sino también nos ayuda a recordar esos sueños mucho mejor, al entrenarnos de cierto modo para ello cada noche.

Así que aquí estamos, los seres humanos, con esta habilidad, que es casi un super poder, ya que somos la única especie que recuerda lo que sueña, o al menos que comprende la diferencia entre los recuerdos de lo soñado y de lo vivido en la vigilia.

Sueños irreales, emociones muy reales.

Llegamos aquí a la esencia de este post, en donde quería compartir con ustedes un secreto, una clave que podría ayudarles a llevar una vida llena de plenitud, poder y grandes emociones.

Al parecer, tal como explicaba en todo lo anterior, nuestro cerebro toma como algo real nuestros sueños, al menos mientras dormimos. Por eso es que también, todo lo que sentimos o experimentamos en ese mundo onírico, produce en nuestro cuerpo reacciones concretas y tan reales como las de la vida misma, cuando estamos despiertos.

Por esta razón es que muchas veces, cuando soñamos algo desagradable, al despertarnos al otro día, tenemos una sensación acorde a las experiencias emocionales del sueño, es decir, si soñamos que hemos matado a alguien, tendremos una extraña sensación de fondo, que se condice con la culpa o el malestar, o si hemos tratado mal a alguien, o una persona nos ha traicionado en un sueño, durante el día, tendremos sensaciones incómodas, como si todo hubiese de algún modo ocurrido en realidad, incluso cuando sabemos que no es así.

Por el contrario, si tenemos sueños agradables, placenteros, nos despertaremos con mucha alegría, con energía y buen ánimo.

Esto ocurre porque nuestro cerebro realmente vive el sueño, y genera los componentes químicos equivalente a cada situación o emoción, tal como si la estuviésemos viviendo en la vigilia. Y esto nos afecta de tal modo, que en verdad al despertar, si bien nuestro razonamiento comprende lo irreal del sueño, nuestro cuerpo no, porque ha reaccionado químicamente a las situaciones como reales.

fantasy-2530043_960_720

¿Y que tiene esto de bueno para mí?

Si bien esto solo parece un dato anecdótico, lo bueno de esta situación es que si sabemos cómo controlarla y canalizarla en nuestro beneficio, conseguiremos un estado de paz, placer, logro, bienestar, alegría, felicidad o plenitud muy profundos, que nos motiven y potencien nuestra vida.

Para esto, debemos aprender en primer lugar a tener sueños lúcidos, ya que esto nos permitirá controlar y seleccionar lo que soñamos, pudiendo así generar estos estados de manera voluntaria.

Podremos vivir experiencias satisfactorias, nuevas aventuras, situaciones mágicas y poderosas, encuentros místicos o más espirituales, etc. Dicho de otro modo, podremos seleccionar lo que queremos vivir durante el sueño, y luego al despertar a la mañana siguiente, notaremos que nuestras emociones están en sintonía con eso que vivenciamos en la noche.

Así entraremos en estado de plenitud y alegría que serán tan profundos y reales, que nos ayudarán también en la vida cotidiana. Será como tener pequeñas vacaciones cada noche.

Si te interesa saber cómo desarrollar esta habilidad de tener sueños lucidos, te recomiendo ver el curso correspondiente en video, que encontrarás en mi canal de YouTube.

También podría interesarte el siguiente artículo sobre cómo lograr sueños compartidos:

Sueños compartidos, cómo lograrlo.

Conclusión.

Todos tenemos en nuestro cerebro y mediante este ritual que realizamos cada noche, como es el hecho de soñar, la capacidad de mejorar nuestras vidas, de potenciarlas y de desarrollar un poder sin igual, que ya tenemos dentro nuestro, y que solo está esperando a ser liberado.

No debemos subestimar este don solo porque es algo que hacemos naturalmente, pues encierra más poder del que imaginamos.

Te invito a experimentar con este tema, a crearte tus propias emociones benéficas, y verás como serás capaz de enfrentar tu día con otra fuerza y con una mayor energía.

Saludos mis queridos y poderosos lectores, será hasta el próximo artículo.

8426 Vistas Totales 6 Vistas Diarias
¿Te gusta este Blog? Tómete un segundo para apoyarme en Patreon!

Tagged As: , , , , ,

One Response to “La importancia de las emociones en los sueños.”

  • Adrian P.B. on 13 agosto, 2017

    ¡Hola!

    Me leí todo el articulo y he visto todo el curso de sueños lucidos y puedo concluir que es grandiosa esta información por que respondió dudas que siempre había tenido desde niño.
    Entonces concluyo que yo siempre eh tenido sueños lucidos por que desde pequeño tenia una fascinación por querer volar a tal grado que con los años fui perfeccionando esta habilidad dentro de mis sueños y no solo esa si no también muchas otras como atravesar paredes, teletransportación, congelar el tiempo, mas fuerza, rapidez, y mucho antes de encontrar el canal psicoquinesis o este blog ya había decidido experimentar con la telekinesis que esta es la ultima habilidad que estoy desarrollando con bastante éxito, dentro de los sueños claro, algunas cosas que he podido hacer mas allá de mover un pequeño objeto o persona, son mover un autobús, congelar y deshacer el suelo para crear una pared.
    Soy bastante soñador así que tengo un poco de experiencia en esto de los sueños y su modificación, ahora que se que esto puede ayudar como practica de las kinesis cada que sueñe tratare de recordarlo para prestar mayor atención a como lo realizo y quizás algún día lo manifieste estando despierto, de momento solo eh logrado algunas cosas con el psiwheel, no he conseguido mover algún otro objeto pero seguiré practicando.

    ¡Saludos!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies