in , , ,

GeekyGeeky LOVELOVE OMGOMG WINWIN WTFWTF

Qué es un Médium y qué poderes tiene.

wallup.net
Anuncios

Que es un Médium.

Un médium, es una persona dotada de ciertas facultades, que se consideran paranormales o psíquicas.

Estas pueden ser la clarividencia (ver más allá de los sentidos), clariaudiencia (oír más allá de los sentidos), o clariestésia ( que sería sentir o tocar más allá del mundo físico).

Sin embargo estas no serían la únicas facultades que un Médium puede llegar a desarrollar o presentar.

Básicamente se podría decir que en su mayoría, estas facultades están ligadas a la percepción extrasensorial.

El término Médium, proviene del hecho de que dicha persona actuaría como «mediadora» en la consecución de fenómenos parapsicológicos, es decir cómo un medio o puente entre distintos planos de existencia, y que podría permitir la comunicación con el mundo de los espíritus.

Un médium puede tener cualquier edad, género, educación o cultura, al cual le es posible establecer contacto con su subconsciente, y desde allí acceder a realidades no ordinarias y eventualmente comunicarlas.

Qué es un Médium de efecto físico.

Al igual que en el caso anterior, es una persona dotada de facultades espirituales o mentales que le permiten conectar con otros niveles o planos de realidad y existencia.

Anuncios

Pero que además tendría en este caso el agregado de poder mediante la influenciad e su energía, de poder afectar la materia física, causando fenómenos de Telekinesis, Psicoquinesis, Levitación, etc.

Incluso no solo comunicarse con seres de otros planos de realidad, sino llegar a abrir portales, y aportar energía suficiente para que dichos seres o entidades se hagan presentes en forma física y palpable en nuestra realidad.

Estados alterados de conciencia.

Aparentemente para poder acceder a estas capacidades, el Médium ha tenido que aprender a desarrollar una forma más o menos controlada de entrar en estados de conciencia de los llamados alterados, o de supra-conciencia.

Es decir, estados en los que la mente es capaz de liberarse de esta realidad, y utilizar no solo otras capacidades que posee en estado latente, sino también de acceder a la información más allá de las limitaciones del mundo físico de los sentidos.

Además mediante esta misma habilidad, el dotado puede concentrar grandes cantidades de energía en torno a sí mismo, o bien potenciar puntos de energía presentes en el entorno, y de esta manera abrir portales a otros mundos, o bien permitir la llamada posesión de su propio cuerpo, por parte de estas entidades, con lo cual estaría actuando en sí mismo como un portal a otra dimensión.

Los diversos tipos de posesión o estados de comunicación.

Cuando el Médium se comunica con otras entidades, no siempre estos son seres espirituales del mismo nivel de existencia.

Esto quiere decir que estos pueden ser algunas veces, seres desencarnados (personas fallecidas), o ser seres no encarnados (demonios, entidades espirituales de otras evoluciones o dimensiones), seres extraterrestres (interdimensionales generalmente).

Incluso se puede contactar y permitir la comunicación con personas que siguen vivas, pero que por medio de lazos telepáticos desean contactarse con el Médium, en busca de ayuda o consejo, para resolver algún conflicto en su vida.

No todo estos seres son buenos, y no todos son malos, sino que como en nuestra realidad, cada uno se presente debido a intereses propios, que pueden variar desde querer dejar una enseñanza, dejar un mensaje a un familiar o conocido, o bien intentar entender lo que le ha sucedido (si es que ha muerto).

En otros casos sus presencias son con fines de localizar a una persona determinada, que se halla presente en la sesión mediúmnica o canalización, y con la cual tienen un conflicto a resolver.

También pueden presentarse para molestar o atacar a los presentes, como para advertir de algo que harán con malas intenciones, pero desean regodearse en el temor de las personas a las que se lo comunican.

Dentro del espectro de métodos o capacidades de comunicación Mediúmnicas, están aquellas en las que el Medium se comunica Telepáticamente con el ser que se presenta, y luego transmite lo que dice, en este caso se dice que es un Médium “Telepático.”

Cuando el dotado escucha las palabras, sin ver o percibir los pensamientos del ser comunicante, se dice que es un Médium “Clariaudiente.”

Si el Médium permite que el ser presente, tome control de su cuerpo, lo cual se conoce como incorporar a la entidad, a este Médium entonces se lo conoce como “de Posesión”.

Además a su vez, estos Mediums se dividen en los de posesión completa, es decir que dan control total a la entidad para que utilice el cuerpo y manifieste todo su potencial, y por otra parte están lo de posesión media, es decir que permiten que el ser comunicante hable, usando las cuerdas vocales del Médium, e incluso quizá mueva las manos, pero sin darle control total de su cuerpo.

También existen Médiums “de Escritura Automática”, los cuales solo prestan parte de su motricidad, para permitir que un ser comunique por este medio algún mensaje.

Por último y no menos importantes, están los llamados Médiums de efecto físico de los que hablamos anteriormente, los cuales son los menos comunes de encontrar, pero son los más polémicos.

Esto se debe al tipo de emociones que generan en quienes presencian sus manifestaciones, ya que su dones pueden ir desde hacer aparecer físicamente la presencia de entidades, la producción de fenómenos Telekinéticos o Psicoquinéticos.

También pueden Levitar objetos y personas, o así mismos. Incluso alargar sus extremidades, y hacer que se Teletransporten objetos (fenómenos de aportación), fenómenos de Psicofónicos (hacer audibles las voces o sonidos de seres o eventos de otros planos ),etc.

Existen además diversos tipos de agrupaciones o escuelas espíritas (espiritistas o metafísicas), las cuales pueden ser de línea Religiosa, Científica, o Laica.

Miles y variadas pueden ser las razones por las cuales un ser o entidad en estado espiritual se conecta con un Médium, tan variadas como las que podría tener una persona, con respecto a cualquier otra en nuestra vida cotidiana.

Sin embargo todos los contactos responden a unas mismas características, que detallaré a continuación.

El Médium, un faro de luz en medio de la oscuridad.

Si bien todas las personas poseemos la capacidad de ser Médiums, no todas tienen el don de poder desarrollar esta facultad.

Se requiere de un carácter especial, y de ciertas características para ello, podríamos decir que hay que nacer con una cierta predisposición.

Gracias a esta predisposición natural, el Médium es posee la cualidad de que sus chakras están más desarrollados, o se desarrollan más a lo largo de su vida.

Y si bien en el plano físico esto solo es notorio por ciertas anomalías que pueden producir en la realidad o ciertos comportamientos, en el plano espiritual, astral o mental esta diferencia es mucho más notoria.

Podría decirse que por ejemplo, para una persona que ha fallecido, si su estado evolutivo o de conciencia no ha sido algo elevado, debido a sus acciones en este plano, entonces una vez estando del otro lado, todo es confuso y oscuro.

Sería algo parecido a vivir en un estado de embotamiento constante, de poca lucidez mental, y repitiendo cada día las mismas acciones, sin llegar a comprender que hay algo anormal en esa realidad.

Imagina lo que ocurre cuando soñamos, y para nosotros esa es la realidad. Solo logramos comprender que era un sueño cuando despertamos.

Claro que para despertar se necesita un cuerpo físico, así que entonces, ¿qué pasaría si de pronto ese cuerpo físico ya no estuviera?, pues es muy simple, no tendríamos los medios para salir de esa realidad alterna y entender lo que nos ha sucedido.

Así el Médium se vuelve un elemento clave, ya que si sabe cómo hacerlo, puede prestar por unos momentos su cuerpo (su materia), para que esa persona despierte, y recuerde lo que le ha sucedido, es decir que ha fallecido.

Solo así ese ser será capaz de ascender hacia la luz, e ir a donde todos vamos…

Claro que al igual que en los sueños mientras estamos vivos, hay personas capaces de darse cuenta de que están soñando, incluso sin despertarse de su sueño, estos son los llamados sueños lúcidos.

Pues bien, así también hay personas que por su estado de conciencia al momento de morir, son capaces de reconocer lo que les ha sucedido, y emprender el regreso a su lugar de descanso sin ayuda de nadie.

Pero volviendo al tema del Médium y sus chakras, podernos decir que en medio de esta oscuridad y confusión de la que hablábamos, el dotado de Mediumnidad, aparece a los ojos de los seres de otras dimensiones, como una cadena de luces, una serie de esferas luminosas increíblemente llamativas en medio de un mundo de oscuridad.

Poco hace falta para que todos los seres que estén cercanos al Médium se aproximen a ver quién es el foco de tal poder, y no tardarán en comprender que dicha persona no solo puede percibirles o verles directamente, sino que es el instrumento perfecto para volver a sentirse presentes, a sentir que existen, y así poder interactuar nuevamente con el mundo de los vivos, o bien liberarse de su estado para poder descansar.

Por otra parte, para los seres que no están muertos, sino que pertenecen a otros planos de realidad, también les resulta llamativo poder ver la manifestación de un ser que interfiere en su plano de existencia, que brilla allí abriendo un potente canal de energía, un puente o túnel entre los mundos, y como es de imaginarse, por curiosidad o por lo que sea, también se aproximarán al Médium en busca de respuestas.

Cómo se desarrolla la Mediumnidad.

Existen varios caminos para el desarrollo de esta facultad. En muchos casos (la mayoría), el Médium se va encontrando con estos fenómenos que produce su habilidad, de una forma accidental, sin siquiera proponérselo, y poco a poco va descubriendo sus dotes.

Puede que si se atemoriza de ellas, intente “taparlas” como se le dice habitualmente, es decir que tratará de evitar desarrollarlas, no hablar de esto con nadie y si es posible atrofiar estas capacidades, por miedo a lo que el uso de ellas le ha dejado ver, o lo que ha manifestado en forma de poder, del tipo percepción, Telekinesis, sanación, profecía, comunicación interdimensional, posesión, etc.

Pero al final casi todos terminan de una forma u otra, desarrollando en mayor o menor medida esta capacidad, y es que la vida no nos da dones solo por nada.

Otros, los que se dejan guiar por su intuición, casi siempre son llevados por algún hecho fortuito, al encuentro con otras personas como ellos, o bien en la mayoría de los casos, al encuentro de escuelas de las llamadas espíritas, o espiritistas, en las cuales recibirán ayuda para desarrollar correctamente todo su potencial.

Y es que la vida de los Médiums, si bien está rodeada de hechos poderosos, de conocimiento y acceso a realidades a las que otras personas nunca llegarán hasta el día en que mueran, por otra parte, están en su mayoría condenados a la vida tortuosa de aquellos que saben demasiado, y que tienen el poder para liberarse de este mundo de ilusiones.

Uno de los medios de desarrollo está fuertemente ligado a las prácticas de canalización, que en algunas escuelas puede realizarse en una congregación que se encuentra sentada, y en otras (las más antiguas) también existe la práctica de “cadenas” de energía, o rondas y otros rituales que solían usarse en logias tradicionales, como son también el uso de mesas parlantes o veladores, tablas de escritura, y otras prácticas afines.

Referencias en la Biblia.

He querido reservar este pequeño apartado final, en parte como algo que quizá regocije a los creyentes, para dejar de lado el fanatismo, o mejor dicho las interpretaciones que otros les han impuesto, y que vean que ya en los tiempos bíblicos estos fenómenos o dones espirituales, se conocían, y eran aceptados, aunque hoy se diga lo contrario.

Y para los no creyentes, espero que la siguiente cita, les haga comprender que quizá lo que rechazan de las religiones actuales no se deba a lo que la religión en sí aporta, sino que el rechazo es más bien a las interpretaciones, explicaciones y prejuicios demostrados por personas, que no dejan de ser seres humanos imperfectos, intentando imponer su versión de la verdad, en lugar de transmitir un conocimiento intacto y dejar que cada uno lo asimile a su manera.

Aquí dejo entonces una cita final de la Biblia, en donde podemos ver que incluso entonces los dones espirituales eran aceptados y valorados, no como algo satánico o diabólico, sino como provenientes todos de un mismo creador, y que cada cual usaba según su naturaleza.

“Hay diferentes dones espirituales, pero el Espíritu es el mismo; hay diversos ministerios, pero el Señor es el mismo; hay diversidad de obras, pero es el mismo Dios quien obra todo en todos.

Sin embargo, a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho común.

A uno se le da, por el Espíritu, palabra de sabiduría; a otro, palabra de conocimiento según el mismo Espíritu; a otro, el don de la fe, por el Espíritu; a otro, el don de hacer curaciones; por el único Espíritu; a otro poder de hacer milagros; a otro, profecía; a otro, reconocimiento de lo que viene del bueno o del mal espíritu; a otro, hablar en lenguas; a otro, interpretarlo que se dijo en lenguas. Y todo esto es obra del mismo y único Espíritu, que da a cada uno como quiere.”(Pablo, I Corintios, 12:4-11)

Si te ha gustado este artículo, por favor compártelo, que es una buena forma de agradecer, y una muestra de evolución en un mundo lleno de egoísmo, hasta tal punto que las personas quieren tomar todo gratis, sin darle valor a nada, y sin hacer siquiera un pequeño aporte como es el compartir algo, incluso cuando eso no implique gasto alguno de dinero, y no le lleve más de un minuto en poder hacerlo.

Así que si este material te ha gustado y consideras que vale la pena difundirlo, has que llegue a más personas como tú.

Anuncios

What do you think?

19 points
Upvote Downvote

Written by Psicoquinesis

Efecto Declive en las kinesis.

Los beneficios saludables del vinagre.